Nacionales

Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama

El mundo celebra hoy una jornada contra esta enfermedad, la principal causa de mortalidad entre mujeres según la OMS

El 19 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, una efeméride destinada a concientizar sobre la importancia de la prevención y el tratamiento de esta enfermedad, la mayor causa de mortalidad entre mujeres según la Organización Mundial de la Salud. Sólo en la Argentina, de acuerdo al Observatorio Global de Cáncer de la OMS, el cáncer de mama fue el de mayor magnitud en cuanto a ocurrencia para 2018: con un volumen de más de 21.000 casos al año, representa el 17% de todos los tumores malignos y casi un tercio de los cánceres femeninos.

Por todo esto, una de las consignas del día tiene que ver con la detección temprana, algo que mejora notablemente las posibilidades de superación de la enfermedad. Además de las consultas médicas periódicas, una buena forma de prevenir el cáncer de mama es el autoexamen, en el que la mujer se familiariza con la forma de sus mamas para poder identificar cualquier anomalía que pueda ser una indicación de cáncer de mama.

Una campaña para promover el autoexamen mamario

Aunque la manera más segura de prevenir el cáncer de mama es mediante una mamografía realizada de forma anual en un centro médico, el autoexamen mensual también es una herramienta importante para advertir posibles cambios en esta parte del cuerpo que puedan ser asociados con la formación de un cáncer.

Por eso, el diseñador Benito Fernández eligió conmemorar el mes de la lucha contra el cáncer de mama creando una edición limitada de remeras rosas que llevan estampadas algunas recomendaciones para que las mujeres puedan realizarse este examen.

La parte médica del proyecto fue hecha por el servicio de medicina prepaga Swiss Medical, que también lleva adelante una campaña con la marca de coloración Issue en la que se insta a las mujeres a aprovechar para realizarse un autoexamen en el tiempo que pasan frente al espejo de la peluquería esperando que seque la tintura del pelo.

Por eso, el estampado de las remeras está hecho para ser leído frente al espejo, y en él se indican los pasos necesarios para realizar este procedimiento casero que puede salvar vidas.

Recomendaciones para realizarse el autoexamen

La Clínica Mayo de los Estados Unidos informa que aunque el autoexamen “no siempre es una manera fiable de detectar el cáncer de mama”, se considera que es importante realizarse esta práctica ya que según informa el centro médico “una cantidad importante de mujeres informa que el primer signo de cáncer de mama fue un nuevo bulto en la mama que descubrieron ellas mismas”.

El primer paso es una inspección visual, en el que la mujer deberá pararse con el torso desnudo frente al espejo, manteniendo los brazos a los costados. Entonces deberá observar:

  • Arrugas, hoyuelos o alteraciones en el tamaño, la forma o la simetría de los senos.
  • Si los pezones están hundidos (invertidos).

También deberá modificar su posición, inspeccionando las mamas mientras:

  • Hace presión sobre sus caderas con las manos.
  • Levanta los brazos sobre la cabeza y hace presión con las palmas de las manos una sobre otra.
  • Levanta las mamas para observar si los pliegues de la base son simétricos.

Luego se deberá pasar a la parte manual del autoexamen, tocándolos para encontrar anomalías. Para facilitar el proceso, la Clínica Mayo recomienda realizarlo acostada o en la ducha. Otros consejos son:

  • Utilizar las yemas de los dedos u otra parte de la mano que sea más sensible, por ejemplo, la palma o el dorso de los dedos.
  • Aplicar diferentes niveles de presión. El objetivo es palpar todo el tejido mamario. Aplicar presión ligera para palpar el tejido más próximo a la piel, presión media para palpar un poco más profundo y presión firme para palpar el tejido más próximo al tórax y a las costillas. Es necesario utilizar todos los niveles de presión antes de pasar a otra zona.
  • Tomarse el tiempo necesario. Un autoexamen cuidadoso requiere de varios minutos.
  • Seguir un patrón. Es útil seguir una técnica metódica para garantizar que has examinado la mama completa.

En qué casos es preciso consultar a un médico

A partir del autoexamen, las mujeres pueden identificar algunas anomalías en sus mamas que, aunque en su mayoría pueden ser benignas, requieren el análisis de un profesional calificado. Estas son:

  • Un bulto o nódulo duro cerca de la axila.
  • Cambios en la forma en que se ven o se sienten las mamas, incluidos un engrosamiento o una pesadez notable, diferentes al tejido circundante.
  • Hoyuelos, arrugas, protuberancias o crestas en la piel de la mama.
  • Un cambio reciente en el pezón: se retrae (invierte) en lugar de sobresalir.
  • Enrojecimiento, sensación de calor, hinchazón o dolor.
  • Picazón, escamas, llagas o erupciones.
  • Secreción sanguinolenta del pezón.

De todas maneras, para estar siempre seguras, lo recomendable es realizarse una mamografía anual que descarte la posibilidad del desarrollo de un cáncer de mamas o que ayude a su detección temprana, algo que es clave para poder tratarlo a tiempo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba